Final del mundial

Un hombre se encuentra en la final del mundial pero su ubicación es muy mala y no ve nada. Más adelante ve un asiento muy bueno que está vacío. Se dirige hacia allí y le pregunta al hombre que está al lado si el lugar está ocupado.

Este le dice que sí.

- Es increíble que alguien con este asiento se pierda la final del mundial.

- Bueno, en realidad este asiento era de mi esposa. Lo reservamos hace un año, pero falleció y por eso estoy solo mirando la tan esperada final del mundial.

- Ay, lo siento. Es terrible. Pero, ¿no pudo encontrar a un amigo o pariente para que usara el asiento?

El hombre niega tristemente con la cabeza mientras dice:

- No… están todos en el entierro.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Email

El borracho y las farolas

Esto es un borracho que va por la calle pegándose con todas las farolas y lleno de chichones, se para y le dice a un hombre:

“Oiga buen hombre ¿Cuántos chichones tengo en la cabeza? Y el hombre le dice “cinco”, a lo que responde el borracho: “¡bien! ya solo me faltan tres farolas para llegar a mi casa”.

Compartir

  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Email